Buscador

19 oct. 2014

Análisis: Chaos on Deponia



De la cuidadosa mano de Daedalic Entertaiment, nos llega la esperada secuela de Deponia, con las alocadas e hilarantes aventuras del extravagante Rufus en su querido planeta-chatarra.


 Sipnosis

En otro intento por parte de Rufus de acceder al Elysium, palacio situado en las nubes, y hogar de su amada Goal, por accidente hace caer a esta desde el cielo a la tierra mientras discute con el “supuesto novio” de ella, Cletus, el cual es una copia exacta de nuestro protagonista, pero en listo, y en guapo, y en triunfador, y en… bueno, mejor lo dejamos en parecidos. A través de esa discusión descubre que Cletus necesita unos códigos alojados en un implante la cabeza de Goal, para llevársela lejos de Deponia. Rufus en un intento de evitar que esto pase, decide sacar esos códigos de dentro de su amada, la cual está inconsciente por la caída. Algo sale mal en la operación de cirugía que impide a Rufus conseguir dichos códigos de ascenso y que divide a Goal en tres personalidades alojadas en cartuchos de memoria, y que pueden ser manejadas por un mando a distancia. A partir de este inicio, tendremos que ayudar a Rufus a volver a unir a las 3 Goal en 1 sola, conquistar su corazón e impedir que Cletus la aleje de él. ¿Seremos capaces de conseguir alguno de estos objetivos? Las locas ideas y desvaríos de nuestro protagonista nos harán dudar de ello durante casi todo el juego.


Apartado gráfico

 Chaos on Deponia nos trae unos gráficos completamente dibujados a mano, rebosante de detalles frescos y divertidos.

Desde los pelos de la perilla de nuestro querido Rufus, a detalles como el tic en el ojo de Doc o las expresiones faciales de Goal, dependiendo la personalidad que tenga implantada en ese momento.

 Todo esto se encuentra rodeado de una atmosfera chatarrera, con tuberías, cables, trozos de hierro inundando los escenarios que nos hace adentrarnos más en la esencia de Deponia como planeta-chatarra.

 Estos escenarios son variados y muy detallados, pasando tanto por un laboratorio, como por el austero apartamento de un poeta arruinado, un submarino, el Polo Norte, un ring para combates de ornitorrincos gigantes o una isla en medio de una tormenta permanente.

 El estilo dibujo animado permite a este juego diferenciar mucho cada uno de los escenarios, y el contexto de este, ya sea un dia soleado, como una tormenta, como la oscuridad que rodea el ambiente cuando se presentan problemas a la vista. En todo momento nos muestra las sensaciónes de los protagonistas con los colores del escenario, haciéndonos participes de sentimientos y estados de animo no expresados textualmente.

 Asímismo agradecer unos subtitulos de un tamaño bastante correcto, diferenciados por colores para cada personaje, impidiendo la equivocación al leerlos, y que en ningún momento nos tapan zonas o acciones importantes del escenario.



 Cabe decir, que a veces hemos experimentado el fallo de que, al estar el personaje muy al borde del escenario o de la pantalla, los subtitulos de dicho personaje nos han aparecido cortados, ya que estos se centraban sobre dicho personaje y no sobre la posición de este respecto a los bordes. Por suerte, no se trata de algo considerablemente grave como para perjudicar al juego en gran medida.


Sonido

 Por suerte, el apartado sonoro no se hace pesado, como en muchos juegos de las mismas características. Podemos encontrar una canción distinta para cada zona del mapa, pero muy parecidas entre sí, para no despistarnos.

 Temas que no se hacen repetitivos a pesar de que estemos varias horas escuchándolos, que no cansan, y que no se nos quedan en la cabeza, sin poder sacárnoslos.

 Los diálogos son sencillos de comprender, divertidos, casuales en cuanto al uso de palabras, y con un doblaje exquisito, posiblemente de los mejores que haya escuchado en los últimos años, con unas entonaciones perfectas, lo cual le aporta al juego una gran frescura, introduciéndonos más aun en la atmosfera. Una atmosfera plagada de detalles, como las olas del mar, los sonidos de las gaviotas, los generadores eléctricos sonando de fondo mientras los cangrejos hacen sonar sus pinzas y los ornitorrincos… bueno, hacen el ruido característico del ornitorrinco.

 En el apartado sonoro, poco más que aportar, ya que se encuentra muy trabajado, y se nota que los desarrolladores han puesto un gran cuidado en él.


Jugabilidad

 El apartado de jugabilidad no aporta grandes diferencias en cuanto al resto de aventuras gráficas o click’n’points actuales del mercado. Daedalic ha apostado por una interfaz sencilla, permitiendo al jugador hacerse con el control total del personaje y menú en unos escasos minutos.



 Agradecemos considerablemente el inventario de desplegado rápido, que nos permite abrirlo con la rueda del ratón, y desde el cual podremos acceder a nuestros objetos para usarlos o combinarlos y acceder también al submenú de carga y guardado de partidas, todo a un simple click de botón. Asimismo, el uso e inspección de objetos lo podemos ejecutar con los diferentes botones del ratón, sin necesidad de usar el teclado para nada. En el juego tampoco es necesario el uso de este, pero la barra espaciadora nos servirá para indicarnos todos los objetos con los que podemos interactuar en cada escenario, algo que viene muy bien para los torpones como yo.

 A lo largo del juego encontraremos muchos personajes, con los que podremos interactuar de manera libre, tanto con objetos de nuestro inventario como con conversaciones, que nos servirán para conocer más la historia de Deponia, y para activar misiones o zonas que de otra manera no estarían accesibles, al igual que para recibir pistas de por donde debemos continuar, o de qué manera.

 La interactuación ha sido diseñada de tal manera que no se nos hará sencillo continuar, aunque tampoco imposible. Me refiero al hecho de las combinaciones de objetos y entorno. Ya no solo el poder combinar objetos entre sí, como nos muestra el tutorial inicial, sino el poder combinarlos con personajes, para que estos personajes interactúen con otros con los que tendremos que volver a combinar un objeto para que la interacción sea completa y podemos seguir avanzando.

 A simple vista parece confuso y complicado, pero según vayamos avanzando en el juego, veremos que para nada es así, aunque ciertas situaciones nos pedirán un uso considerable de lógica aplastante y pensamiento absurdo, al igual que lo haría Rufus, para poder seguir avanzando.

Como ya he dicho, una jugabilidad muy elaborada, acompañada de unos controles exquisitos, y con una nada despreciable duración de mas 10 horas.


Defectos del juego

  1. Pantallas negras entre las cinemáticas y el gameplay, poco molestas, pero no importantes
  2. Algunos problemas con subtitulos descentrados que impiden ser leidos correctamente.



Conclusión

 Un gran juego, de uno de los géneros mas cuidados y queridos por los jugadores clásicos, que nos otorgará muchas horas de diversión y entretenimiento, completamente recomendado, con una gran calidad y unos detalles muy cuidados, que nos demuestran que los desarrolladores han tenido mucho mimo a la hora de prepararlo. Sin duda un juego necesario para los amantes de este género.

Mi nota para este juego es de un 8.

Pierde puntuación por la falta de innovación y por el tema del descentrado de subtitulos.

Espero este análisis os sirva para decidir sobre el título y, si lo habéis jugado, no dudéis en comentar vuestas opiniones.